ESTÁS EN:
  • Inicio
  • Sala de prensa

LAS FUNDACIONES IBERCAJA Y CAJA INMACULADA DESTINAN 25.000 EUROS A LA GRANJA ESCUELA CAI-TORREVIRREINA

. Ambas instituciones han firmado un convenio con la Fundación Federico Ozanam para impulsar los programas de inserción sociolaboral, formativos y de tiempo libre que desarrolla en el centro
. Durante 2017 ha creado 5 empleos para personas en riesgo de exclusión, ha acogido a 28 personas en su residencia y ha dado formación a otras 129
. Además, 2.300 niños han participado en las actividades de granja-escuela

Sala de prensa-Ficha

Zaragoza, 6 de noviembre de 2017.- Las Fundaciones Ibercaja y Caja Inmaculada han firmado un convenio de colaboración con la Fundación Federico Ozanam por el que aportan 25.000 euros para impulsar los programas que Ozanam desarrolla en la Granja Escuela CAI-Torrevirreina, ubicada en el zaragozano barrio de Movera. 

En la firma del acuerdo han intervenido Fernando Galdámez, presidente de Fundación Ozanam, María González, directora general de Fundación CAI, y Juan Carlos Sánchez, director de la Obra Social de la Fundación Ibercaja. 

La Granja EscuelaCAI-Torrevirreina es una finca de 36.000 m2, de los que 3.500 m2 se dedican a residencia, talleres, almacenes y zona deportiva. El resto de la superficie es tierra cultivable que se utiliza también como huerto social y como espacio de actividades de granja-escuela y tiempo libre dirigidas a escolares. Desde octubre de 2008, la Fundación Federico Ozanam gestiona el centro, propiedad de Fundación Caja Inmaculada. 

Además del uso que tiene esta instalación como Centro de Formación, con 129 alumnos en los diferentes cursos que imparte de Agricultura, Carpintería, Pintura y Lampistería, se desarrolla una actividad de Empresa de Inserción que emplea a 5 personas que se encontraban en riesgo de exclusión social. 

Acoge, además, una Residencia destinada a personas sin recursos económicos que necesitan un alojamiento temporal digno y acompañamiento para recuperar su itinerario vital. Durante los diez primeros meses de 2017, esta residencia ha atendido a 28 personas. 

Por último, otra parte del terreno se dedica a la producción de verdura ecológica, que se dona al Banco de Alimentos de Aragón, y a actividades de granja-escuela en las que participan escolares. El año pasado visitaron el centro un total de 2.300 alumnos de centros aragoneses. En estas actividades, los niños realizan tres tipos de actividades: de huerto, de granja y medioambientales, con paseos por la finca que les permiten entrar en contacto con la naturaleza y familiarizarse con el mundo rural.