CULTURA

San Pedro el Viejo: una apuesta de la Casa Real de Aragón

Domingo Buesa. Presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis.

Son tres de los  reyes privativos  de Aragón, Pedro I, Alfonso I y Ramiro II, los que  hicieron de San Pedro el Viejo una apuesta en el desenvolvimiento de su reino. El último de ellos llegó a residir permanentemente en el monasterio durante los últimos veinte años de su reinado. La inhumación en un sarcófago romano de esta último lo convirtió en Panteón Real.  Esta condición hizo que  que en el s. XIX acogiera los restos de Alfonso I, otro de los monarcas que privilegió al cenobio, y de otros miembros de la Casa Real de Aragón.